Boletín 660

Título: ESCOGIENDO ENTRE LO BUENO Y LO EXCELENTE
Pasaje: 1 CORINTIOS 10:23-33; 11:1


Para un cristiano debe ser claro lo que debe hacer ante determinadas situaciones, ya que Dios nos ha dado su Palabra como un manual de instrucciones. Por ejemplo, sabemos que no debemos hurtar, codiciar, adorar ídolos, etc. Pero hay circunstancias donde no es tan claro como debemos proceder debido a que cualquier opción parece buena y no estaría violando ningún mandamiento. Por ejemplo, surgen preguntas como ¿qué voy a hacer con mi tiempo el fin de semana? ¿debo aceptar este nuevo trabajo? ¿puedo usar este vestido? o ¿puedo comer este alimento?

En la 1° carta a los Corintios versículos 23-33 se nos dan importantes pautas para tomar decisiones sobre asuntos en los cuales Dios nos ha dado libertad de decidir, sin incurrir en pecado. Primera pauta (v.23): No todo conviene, o sea, no todo es de provecho o útil. Esto quiere decir que debemos considerar cuales cosas son de provecho o por el contrario son un estorbo para nuestra vida. Hay actividades que no son pecaminosas en sí mismas, como por ejemplo el entretenimiento, pero nos pueden robar tiempo y recursos que se aprovecharían mejor en las cosas de Dios.

Segunda pauta (v. 23): No todo edifica, o sea, no todo ayuda para el crecimiento espiritual nuestro o de la iglesia. Tercera pauta (v.24): No buscar el propio bien, sino el del otro. Debemos tener como prioridad el bien de los otros por encima de nuestros intereses egoístas. Eso incluye limitar mi propia libertad cristiana para evitar ser de tropiezo a otros más débiles de forma que su conciencia no resulte afectada por mi comportamiento. Cuarta pauta (v. 33): Cuidar el testimonio ante los inconversos. Esto implica tener un comportamiento adecuado de forma que otros lleguen a los pies de Cristo.

La Quinta pauta (v. 31): Resume todo lo anterior y es hacer todo para la gloria de Dios. En todas las actividades que realicemos, el nombre del señor debe ser honrado. Jesús es el ejemplo mayor ya que buscó siempre el bien de los otros antes que el suyo y se enfocó en llevar gloria al nombre del Padre. Debemos imitar su ejemplo, como lo hizo Pablo.


PREGUNTAS

Lunes: 1 Corintios 10:23

¿Qué significa lícito? ¿Qué significa cuando dice, “todo me es lícito”? ¿Esa frase la usa Pablo como de el mismo o se está refiriendo a expresiones que usaban los Corintios? ¿Qué significa conviene y edifica? ¿Qué cosas hace usted o podría hacer que no son pecado pero que no le convienen ni le edifican?

Martes: 1 Corintios 10:24

¿De qué forma Cristo fue ejemplo para nosotros en buscar primero el bien de los otros? ¿Cómo fue ejemplo Pablo en esto mismo?

Miércoles: 1 Corintios 10:25-28

¿Hay algún alimento prohibido para los cristianos hoy en día según la Biblia? ¿Qué quiere decir “del Señor es la tierra y su plenitud”? ¿Se contradice el versículo 25 con lo que dice Hch 15:29, donde habla sobre abstenerse de comer alimentos con sangre (en nuestro medio, morcilla)? ¿Según estos pasajes, como se vería limitada la libertad de un creyente de Corinto para no dañar a los débiles? Dé un ejemplo de cosas que no son pecado pero que las debe evitar hacer frente a un hermano débil.

Jueves: 1 Corintios 10:29-30

¿Qué quiere decir motivos de conciencia? Estos versículos parecen contradecirse con lo que viene diciendo antes ¿Cómo se deben interpretar correctamente?

Viernes: 1 Corintios 10:31-33,11:1

¿Cómo puede llevar uno gloria a Dios en cosas tan comunes como comer o beber? ¿Qué debemos evitar para no ser de tropiezo tanto para los hermanos como para los inconversos? ¿Por medio de mi testimonio puedo hacer que otros rechacen el evangelio? Si Pablo no fue perfecto ¿por qué dice que seamos imitadores de él?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: