Boletín 662

Título: LA SANTA CENA
Pasaje: 1 CORINTIOS 11:17-34


Ante semejante caída quedó cojo, sin salida y sin poder valerse por sí mismo, perdidos también sus privilegios, fue llevado a vivir a un lugar sin sueños ni esperanzas, quedó como un hombre desventurado, de ese por quien nadie da nada, del que muy pocos se acuerdan. Pero el rey lo mandó a llamar ¿cuál sería el asombro y la extrañeza de Mefi-Boset cuando David lo hizo participante de su mesa por el resto de sus días?

Nuestra vida también era en cierto sentido similar a la de Mefi-Boset. “En aquel tiempo, ustedes vivían apartados de Cristo. No se les permitía ser ciudadanos de Israel, y no conocían las promesas del pacto que Dios había hecho con ellos. Ustedes vivían en este mundo sin Dios y sin esperanza.” Ef. 2: 12.

Pero ahora han sido unidos a Cristo Jesús. Antes estaban muy lejos de Dios, pero ahora fueron acercados por medio de la sangre de Cristo.” Ef. 2:13

Hoy es maravilloso saber que cada vez que comemos del pan y bebemos del vino en la cena del Señor recordamos, adoramos y conmemoramos la obra de Cristo por su iglesia, pues Él entregó Su cuerpo para que fuese molido y maltratado, y derramó Su sangre, para otorgarnos tan grande salvación.

En la cena del Señor se nos hace una maravillosa invitación a participar del pan y de la copa que representan el cuerpo y la sangre de Cristo, quien es el verdadero pan que sacia el hambre de nuestra vida y nos limpia de todo pecado.

Celebremos pues con gozo y corazón sincero la cena de nuestro gran Salvador, quien nos llamó a su mesa cuando estábamos lejos, olvidados e ignorados, tenidos por poco en este mundo.

Gloria sea a Dios.


PREGUNTAS

Lunes: 1 Corintios 11:17-22

¿Cuáles son las razones por las que Pablo no puede elogiar a los hermanos de Corinto? ¿Ves en la iglesia nuestra algo por lo cual no puedas elogiar a la iglesia cuando estamos en la Cena del Señor?

Martes: 1 Corintios 11:17-22

¿Según los versículos estudiados qué se manifiesta cuando hay divisiones?

Miércoles: 1 Corintios 11:23-34

¿De quién recibió Pablo las enseñanzas? Señala tres cosas que se hacen cuando celebramos la Cena del Señor

Jueves: 1 Corintios 11:23-34

¿Según los versículos que nos invitan a autoevaluarnos qué significa comer y el beber indignamente?

Viernes: 1 Corintios 11:23-34

¿Para ti por qué es importante la Cena del Señor? ¿Qué significa juzgarnos a nosotros mismos en este pasaje?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: