Boletín 671

Título: LOS DONES FUNDANTES Y LOS CONSOLIDANTES

Pasaje: 1 CORINTIOS 12:1-7


A la hora de construir un edificio, los ingenieros establecen las bases que servirán de fundamento para la edificación. A medida que el edificio va en construcción, se establecen las columnas y las vigas que permitirán consolidar el edificio. Sin no se establecen las columnas, no se puede edificar; y si no hay vigas, el edificio se vendrá abajo ante el menor movimiento.

Al hablar de la iglesia como edificio, Jesucristo es la base, la piedra sobre la cual fue fundada. Dios también utiliza a hombres para edificar su iglesia sobre la Piedra (Jesucristo), a quienes dota con dones específicos para que establezcan las columnas y las vigas. Estos dones son catalogados como dones fundantes y dones consolidantes.

Los dones fundantes, son aquellos que como señala el maestro Samuel Perez Millos, son “dados para la fundación de la iglesia y el establecimiento de la base doctrinal para ella”; y los consolidantes, son aquellos dados para “consolidar y desarrollar espiritualmente la obra iniciada y el establecimiento de nuevas iglesias” (El Espíritu Santo, Pag. 162).

Los dones fundantes agrupan solamente el de apóstol y el de profeta; y los consolidantes el de evangelista, pastor y maestro. Los dones de apóstol y de profeta, fueron dados por el Espíritu Santo para establecer las columnas doctrinales de la iglesia. En este sentido, bien dice la Escritura “edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo”. (Ef. 2:20)

Así mismo, el Espíritu Santo ha dado a unos creyentes el don de evangelista, a otros el de pastor y a otros el de maestro, con el fin de desarrollar las doctrinas de la iglesia establecidas por los apóstoles y profetas, capacitar a otros mediante la exposición de la Palabra, y establecer nuevas iglesias en distintitos lugares del mundo.

De modo que, como en un edificio hay columnas y vigas sentadas sobre el fundamento, en la iglesia hubo apóstoles y profetas; y hay maestros, pastores y evangelistas, constituidos por Cristo mismo, a través del Espíritu Santo, para la edificación de la iglesia.


PREGUNTAS

Lunes: 1 Corintios 12:1-3

¿Qué es el don de apóstol? ¿Para qué fue dado este don? ¿Está Dios utilizando (operando) este don en nuestro tiempo? 1 Co. 12:28; Ef. 4:11.

Martes: 1 Corintios 12:1-3

¿Qué es el don de profeta? ¿Para qué fue dado este don? ¿Está Dios utilizando (operando) este don en nuestro tiempo? 1 Co. 12:10; Ef. 4:11.

Miércoles: 1 Corintios 12:4-7

¿Qué es el don de pastor? ¿Para qué fue dado este don? ¿Es lo mismo el don de pastor que el oficio de anciano, cuáles son las diferencias? Ef. 4:11; Hch. 20:28-29; 1 P. 5:1-4, 1 Ti. 3 y Tit. 1:5.

Jueves: 1 Corintios 12:4-7

¿Qué es el don de maestro? ¿Para qué fue dado este don? 1 Co. 12:28; Ro. 12:7 y Ef. 4:11.

Viernes: 1 Corintios 12:7

¿Qué es el don de evangelista? ¿Para qué fue dado este don? ¿Qué personaje del nuevo testamento crees que tenía este don? Ef. 4:11.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: