Boletín 681

Título: EL PELIGRO DE NEGAR LA RESURRECCIÓN

Pasajes:  CORINTIOS 15:29-34

Cada día crece la teoría de que no hay nada más allá de la muerte, que la vida termina aquí una vez se produce nuestro deceso. Nada más peligroso que aceptar esta mentira, que solo tiene como propósito llevar a las personas a una vida desenfrenada en el pecado, pues si todo acaba aquí ¿qué razón tendría abstenerse de los placeres de esta vida tan fugaz?

Este argumento es rebatido por el apóstol Pablo en 1 de Co. 15, utilizando no argumentos falaces, sino la Palabra de Dios que da evidencia de la resurrección para vida de aquellos que mueren en Cristo Jesús.

Sin indicar que fuese una buena práctica, el apóstol Pablo cita a los mismos corintios el rito que ellos practicaban referente al bautismo en los muertos o por los muertos. Su significado era: sepultura y resurrección; y al parecer, consistía en bautizarse por o en nombre de un muerto con el propósito de salvarle. Es decir, los corintios estaban dudando acerca de la resurrección de los muertos, pero practicaban un rito que enfatizaba este hecho. Realmente no hay nada más contradictorio que alguien religioso, porque hace una cosa y dice otra.

Por fortuna, la resurrección de Cristo es un hecho histórico y no depende de la creencia de algunos, sino que está documentada por el testimonio de centenares de personas y avalada por la Palabra de Dios. Tal y como el Señor Jesucristo fue resucitado, así lo seremos los que hemos creído en Él.

Pablo, al identificarse con esta verdad, entendía que su meta en esta tierra era morir continuamente para un día ser resucitado junto con el Señor. Saber que hay resurrección en Cristo nos motiva a morir al pecado continuamente, para vivir en vida nueva.

Quienes rechazan la doctrina de la resurrección solo anhelan una cosa: aliviar sus conciencias para dar paso a una vida de pecado desenfrenada, alimentando sus mentes con la mentira de que todo acaba aquí, para no asumir responsabilidad alguna ante Dios.

Pero usted hermano, considérese cada día muerto al pecado, sabiendo que, si morimos con Cristo, también viviremos con Él.


PREGUNTAS

Lunes: 1 Corintios 15:29-34

¿Cuál era la razón por la que los apóstoles peligraban a toda hora?

Martes: 1 Corintios 15:29-34

¿Por qué razón Pablo expuso su vida ante personas tan peligrosas en Éfeso? ¿Consideras que vale la pena exponerse tanto por ello, explica tu respuesta?

Miércoles: 1 Corintios 15:29-34

¿En qué cosas no debemos de caer?

Jueves: 1 Corintios 15:29-34

¿A qué cosa debemos nosotros estar atentos?

Viernes: 1 Corintios 15:29-34

Seleccione por lo menos 3 cosas que le enseña esta porción de la Biblia y compártala con su familia ¿Cuál es la mayor enseñanza que le deja?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: