Boletín 678

Título: LA PASCUA
Pasajes: ÉXODO 12:1-14

La historia de la Pascua se remonta  aproximadamente a 1400 años antes de Cristo cuando el pueblo de Israel se encontraba esclavo en Egipto. Dios designó a Moisés como caudillo a través del cual daría libertad a su pueblo. Obviamente el Faraón se opuso una y otra vez a que Israel saliera libre, a pesar que Moisés realizó poderosas señales (plagas) delante de este obstinado rey. Finalmente Dios anunció que traería una última plaga con la cual Faraón dejaría ir definitivamente a su pueblo. Esta consistía en la muerte del todos los hijos mayores tanto de los hombres como del ganado, en todo el país de Egipto. Con el fin que la muerte no tocara al pueblo de Israel, estos deberían sacrificar un cordero y rociar con su sangre las puertas de sus casas. Además deberían comer la carne del cordero luego de ser asada al fuego.

Tal como lo dijo Dios, Su Ángel pasó por toda la tierra de Egipto quitando la vida a todo primogénito de las casas donde no viera la sangre derramada. Y pasó de largo  por las casas de los israelitas cuyas puertas estaban cubiertas con la sangre sacrificada. De esta manera Dios hizo diferencia entre los dos pueblos que vivían en una misma tierra. Este juicio fue tan fuerte que esa  misma noche Faraón expulsó a los hijos de Israel de su tierra apresuradamente. La última comida en Egipto del pueblo de Israel fue la carne del cordero que habían sacrificado, ya que partieron hacia su nuevo hogar, al otro lado del mar rojo.

Israel recibió como mandamiento perpetuo el recordar esta poderosa liberación sacrificando un cordero sin defecto y comiendo su carne asada al fuego. Siglos después del éxodo de Israel, el cordero que quita el pecado del mundo sería sacrificado en Jerusalén, durante la celebración de la Pascua. Este era un Cordero perfecto, manso, inocente, sin pecado. Su sangre fue derramada por toda la humanidad. Sin embargo, debemos “aplicar” esta sangre a nuestra vida, o sea aceptar personalmente el sacrificio de Jesús, con el fin de ser salvos de la muerte eterna.


PREGUNTAS

Lunes: Éxodo 12:1-14

¿Cuál es el contexto del pasaje? ¿Donde se encontraba el pueblo de Israel? Ver Ex.1 ¿Hace cuánto estaban en esa condición? ¿Para qué había llamado Dios a Moisés? Ver Ex.3:7-10

Martes: Éxodo 12:1-6

¿Que debían hacer los israelitas entre el día 10 y 14 de ese mes? Analice los eventos que tuvieron lugar en la vida de Jesús durante los días previos a la celebración de la Pascua. Ver Mt 21-26

Miércoles: Éxodo 12:7-11

¿Qué debían hacer los israelitas con la sangre y con la carne del cordero? ¿Cómo se relacionan todos estos versículos con el sacrificio de Cristo?

Jueves: Éxodo 12:12-13

¿Qué sucedería en las casas que no estuvieran “cubiertas” con la sangre? ¿Qué enseñanzas nos deja esto?

Viernes: Éxodo 12:14

¿Porqué los israelitas debían tener “en memoria” este día para siempre? ¿Qué significó para ellos ese día y esa noche? Ver Ex.12:42 ¿Qué día debemos recordar siempre los creyentes?

Einnerlink

Comunicador audiovisual y multimedial de Centro Agape, área de comunicaciones, producción y medios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: