Boletín 695

Título: COMANDADOS POR DIOS

Pasajes: JOSUÉ 5:13-15; 6:1-27


Ante un reto u obstáculo gigante, un Dios más grande que el obstáculo. Ciertamente Dios nos llama a la conquista de montañas imposibles de escalar. Pero antes de comenzar la travesía, Él nos invita a Su encuentro.

Hay muchas cosas en la vida de Josué semejantes a la de Moisés. Ambos experimentaron cruzar en seco las aguas divididas por Dios, y ambos tuvieron un encuentro impactante con Él. Moisés a través de la zarza (Ex.3); y Josué al ver un varón, Príncipe del Ejercito de Jehová. En ambos casos, ellos pudieron experimentar la santidad de Dios y su gloria impactante.

Llama la atención, que, tanto al encuentro de Moisés, como al de Josué con Dios, le siguió un encargo humanamente imposible de lograr. Luego de que Moisés viera la zarza, Dios le habló y le encargó la tarea de sacar al pueblo de Israel de Egipto. Ahora, a Josué Dios le señalaba la ruta para tomar la ciudad de Jericó, que estaba posicionada sobre un lugar estratégico en Canaán, fortificada y custodiada. En ambos casos, ellos son advertidos de la santidad de Dios y de su poder; el jefe y comandante temible, al cual no podemos ni siquiera ver, les envía a la conquista de lo inalcanzable en términos militares.

Si tuviéramos este tipo de encuentros con Dios, creo que el impacto a nuestra fe sería tan enorme que aceptaríamos los retos que Dios nos pone por delante sin temor. Cuando Dios sale a nuestro encuentro para entregarnos la tarea, no hay nada que nos detenga, nuestra fe en Él se robustece, y nuestros pasos se afirmaran con temor ante el Dios de ayer, de hoy y de siempre, de Abraham, de Isaac y de Jacob.

Su presencia nos asegura la victoria. ¡Cuánta falta nos hace tener encuentros poderosos con Dios, encuentros que nos hagan entender su santidad y poder! Antes de emprender cualquier batalla, es necesario encontrarnos con Dios y dejar que Él sea nuestro comandante. Solo bastará creer en Él para ver los muros derribados. Será Él entonces quien nos de las instrucciones, y nos asombrará con sus proezas.


PREGUNTAS

Lunes: Josué 5:13-15

¿Dónde estaba Josué y que estaba haciendo cuando vio a varón que estaba delante de Él? ¿Qué podría estar haciendo Josué en ese momento? ¿Cuál es su actitud cuando está frente a una prueba o reto muy grande?

Martes: Josué 5:13-15

¿Quién era este varón que le apareció a Josué? ¿Por qué el varón se presenta como Principe del Ejercito de Jehová? ¿Por qué Josué se postró a adorarle? ¿Qué nos enseña esto? ¿Vemos a Jesús cómo nuestro comandante? ¿Quién pelea tus batallas?

Miércoles: Josué 5:13-15

¿Por qué se tenía que quitar el calzado? ¿Qué nos enseña esto? ¿Vemos a Dios con ojos Santos? ¿Cómo ha impactado la santidad de Dios tu vida y tu obediencia a Él?

Jueves: Josué 6:1-5

¿Quién le dio las instrucciones a Josué para tomar la ciudad de Jericó? ¿Por qué era importante tomar esta ciudad? ¿Estaban los Israelitas preparados militarmente para tomar la ciudad? ¿Por qué Dios les permite entrar a la ciudad de esta manera? ¿Qué tanto obedecemos las ordenes de Dios?

Viernes: Josué 6:6-27

¿Qué hizo Josué y el pueblo? ¿Por qué tenían que acabar con la gente de la ciudad? ¿Quién de la ciudad se salvó y por qué? ¿Quién reedificó esta ciudad pese a lo dicho por Josué y qué le pasó?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: