Boletín 676

Título: DOS PRINCIPIOS BÍBLICOS EN EL USO DE LOS DONES
Pasaje: 1 CORINTIOS 14:1-25

El capítulo 14 de la primera carta a los corintios hace parte de la enseñanza referente al orden de la iglesia cuando se reúne. Aunque a simple vista parece existir un enfrentamiento entre el don de lenguas y el de profecía, no se trata de tal cosa, pues ambos dones fueron dados por Dios con un propósito específico. El texto trata más bien de establecer el orden en el uso de los dones, para que estos sean de edificación para la iglesia.

Sin quitarle valor al don de lenguas, Pablo deja claro que este en nada edificaba si no se interpretaba la lengua en que se estaba hablando cuando la iglesia se reunía. Contrario, el don de profecía edificaba, exhortaba y consolaba a los hermanos reunidos. Dios usa los dones de acuerdo con el tiempo, modo y lugar que Él desea. Mientras el don de lenguas tenía una función hacia el exterior, pues les era señal a los incrédulos; el don de profecía tenía una función hacia el interior de la iglesia, ya que por medio de este se exhortaba y consolaba a los creyentes.

Del texto extraemos dos verdades importantes: el fin último de los dones es la edificación de la iglesia, y el uso de los mismos debe hacerse ordenadamente.

Hay dones que son de mayor importancia y utilidad si se usan al interior de la iglesia, y hay dones que tienen su campo de aplicación al exterior de la iglesia. En todo caso, si el uso de un don no es de edificación para la iglesia este debe limitarse y, si no existe orden, también, pues ello genera confusión.

Para concluir, podríamos tomar los siguientes ejemplos: ¿de que sirve si quien tiene el don de evangelizar lo ejercita solo los domingos a los creyentes, y no va pescar nuevas almas para el Señor en el mundo? o ¿En qué edifica a la iglesia quien teniendo el don de enseñar lo ejercita con inconversos y no con los creyentes que necesitan alimento espiritual?

Recordemos entonces, que se requiere de quien tiene un don que edifique a los demás y lo use ordenadamente.


PREGUNTAS

Lunes: 1 Corintios 14:1-4

¿Cuál es el problema que se platea en estos versículos? ¿Por qué se exhortaba a los Corintios a que usaran el don de profeta?

Martes: 1 Corintios 14:5-12

¿Por qué el que profetiza es mayor que el que habla en lenguas, y qué significa ser mayor? ¿De qué sirve si a nosotros viniera alguien hablando grandes verdades bíblicas en otro idioma que no conocemos?

Miércoles: 1 Corintios 14:13-17

¿Qué es una lengua extraña o desconocida? ¿Mencione una lengua extraña para usted? ¿Qué es orar con el entendimiento? ¿Por qué no edificaba quien hablaba en lenguas sin interpretarlas?

Jueves: 1 Corintios 14:18-22

¿Por qué es mejor decir cinco palabras que otros entiendan, qué grandes verdades en oro idioma desconocido? ¿Qué es ser maduro en el modo de pensar de acuerdo con el pasaje? Estudie el versículo 21 y comparta lo que aprendió de este en su grupo.

Viernes: 1 Corintios 14:23-25

¿Por qué en la reunión de la iglesia debía usarse el don de profecía mayormente que el de lenguas? ¿Qué sucedía con el don de lenguas si no se usaba acompañado de la interpretación?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: