Boletín 727

Título: EL SALUDO

Pasaje: Tito 3:12-15


—Predica muy bien y se ve que maneja el tema, se nota que sabe mucho de la Palabra de Dios.
—¡Sí! Cuéntame, ¿qué enseñó?
—Bueno, predicó acerca del propósito del llamado de Dios, los deberes de los ancianos, el cuidado que hay que tener con los falsos maestros en la iglesia, el comportamiento de los adultos y jóvenes, la práctica de la doctrina, la gracia de Dios, el respeto hacia las autoridades y la obra del Espíritu Santo, entre otras cosas.
—y, ¿te saludó?
—No, ¡nada!
—¡No lo puedo creer!

Con frecuencia escuchamos conversaciones como estas, las cuales evidencian cómo se pueden deteriorar las relaciones entre los cristianos.

Se dice que cuando en la Biblia aparece una frase más de dos o tres veces es porque quiere indicar algo de suma importancia. El mandato de saludarnos unos a otros aparece más de una vez en las Escrituras, y el apóstol Pablo nunca olvidó este principio cristiano tan fundamental, tanto que lo recomendó una y otra vez en sus cartas, como en Ro.16:16 “Saludaos los unos a los otros con ósculo santo. Os saludan todas las iglesias de Cristo”, y en 1Co.16:20 y 2Co.13:12.

Saludarnos de la manera como el apóstol lo hacía es fundamental porque ayuda a conservar la comunión, a la que siempre debemos estar solícitos y diligentes en mantener viva. Cuando se niega un saludo se dañan las relaciones, en cambio, cuando se da con cariño y afecto, ayuda al fortalecimiento de la comunión entre los creyentes.

La Carta a Tito nos muestra el gran deseo de Dios por tener comunión con el ser humano, lo vemos en su obra salvadora; así mismo, el apóstol le recomienda a Tito que dé saludos a cada uno de los creyentes de Creta para conservar la comunión. Su interés genuino de asegurarse que cada uno recibiera su saludo, nos muestra que para Pablo lo más importante eran las personas, y deben serlo para nosotros, ya que lo más importante no es cuánto sabemos de la Biblia, sino cuánto amamos a nuestros hermanos.

Estrechemos las manos, démonos un abrazo, una sonrisa afectuosa, hagamos una llamada, saludemonos con mucho cariño, que con ello nos motivamos una vez más a permanecer unidos en la fe.


PREGUNTAS

Lunes 1: Tito 3:12-15
¿Por qué Pablo quería que Tito se apresurara para ir a verle?

Martes 2: Tito 3:12-15
¿Cómo debía actuar Tito con Zenas y qué aprendes de esto?

Miércoles 3: Tito 3:12-15
¿Qué cosa debemos aprender y para qué según este texto?

Jueves 4: Tito 3:12-15
¿Por qué es importante el saludo que Pablo da aquí al final de la Carta?

Viernes 5: Leer toda la carta
De la epístola enviada por Pablo a Tito ¿cuáles enseñanzas fueron más significativas y edificantes para usted?

Einnerlink

Comunicador audiovisual y multimedial de Centro Agape, área de comunicaciones, producción y medios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: