Boletín 725

Título: LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU EN LA SALVACIÓN

Pasaje: Tito 3:3-7


Pocas veces se valora la acción del Espíritu Santo en la salvación. Poco se sabe de lo que Él hace para que podamos ser una nueva criatura, un hijo de Dios.

Sabemos que en la salvación participa la Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Que el Padre manifiesta su amor y bondad al darnos al Hijo, que el Hijo entrega su amor viniendo a morir; pero el Espíritu Santo, ¿qué hace?

Sin la acción del Espíritu Santo no es posible nacer de nuevo, no es posible hablar de una nueva vida, no es posible ser hijo de Dios. Pablo nos enseña que hay dos cosas claves realizadas por el Espíritu Santo en la salvación: LA REGENERACIÓN y la RENOVACIÓN.

En la Biblia, la regeneración del Espíritu Santo significa ser engendrado o hecho un hijo de Dios, por medio del poder del Espíritu Santo, como bien lo dice el evangelio de Juan 1:12–13.

Además de darnos nueva vida, es decir, darnos una simiente que nos hace nueva criatura, el Espíritu Santo renueva nuestra mente, esto es, obra continuamente en nuestro corazón para cambiar nuestros malos hábitos, pensamientos, instintos y conducta.

Las personas luchan a diario por tratar de cambiar sus malos hábitos sin obtener resultados exitosos. Es imposible que una persona cambie sus deseos, pensamientos y conducta pecaminosa sin que previamente Dios le haya dado una nueva vida. Una persona jamás podrá tener una mente renovada si el Espíritu Santo no está en ella. Vivir la vida Cristiana sin el poder del Espíritu Santo es como pretender cruzar el atlántico en un barco sin motor.

El nuevo nacimiento y la renovación de la mente son obradas por el Espíritu Santo. No se trata de lo que podemos hacer para ser una nueva persona, sino de lo que Dios hace a través del Espíritu Santo para que seamos una nueva criatura, declarada justa por la gracia de Dios y no por nuestros méritos.

Somos hijos de Dios por haber creído en Jesucristo, y por creer hemos recibido el Espíritu Santo, gracias al cual podemos llamar a Dios nuestro ¡Padre!


PREGUNTAS

Lunes 18: Tito 3:3
¿Cómo era nuestra vida sin Dios? Alguién que dice ser hijo de Dios ¿puede seguir vivienda de esta manera?

Martes 19: Tito 3:4
¿Cuándo se manifestó la bondad de Dios? ¿Cómo manifestó Dios su amor hacia la humanidad? Juan 3:16; Gálatas 4:4-7

Miércoles 20: Tito 3:5
¿Puede una persona ser salva por hacer “buenas obras”? ¿Qué significa ser salvo gracias a la misericordia de Dios? ¿Cómo obra el Espíritu Santo en la salvación de una persona? ¿Qué entiende por regeneración y renovación en el Espíritu Santo?

Jueves 21: Tito 3:6
¿Qué significa que el Espíritu Santo haya sido derramado en los creyentes? ¿Cuándo sucede ésto en una persona? Gálatas 4:4-7

Viernes 22: Tito 3:7
¿Qué significa ser justificado? ¿Qué significa ser justificado por la gracia de Dios? ¿Qué significa ser heredero conforme a la esperanza de la vida eterna?

Einnerlink

Comunicador audiovisual y multimedial de Centro Agape, área de comunicaciones, producción y medios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: